Dicho de una forma rápida, podríamos definir el concepto de ambivertido de la siguiente manera

Un ambivertido es alguien que se encuentra entre un extrovertido y un introvertido. Los ambivertidos tienen una mezcla de rasgos tanto de introvertidos como de extrovertidos, además de sus propias fortalezas particulares.  

¿No sabes qué responder cuando te preguntan si ers introvertido o extrovertido?

Si es así, hay posibilidades de que seas un ambivertido, alguien quien es un poco de los dos.

Los ambivertidos son individuos fascinantes que pueden ser excelentes para conversar además de tener la gran capacidad para escuchar a los demás.

Pero esa es solo una parte de la historia.

En esta guía, te ayudaremos a saber si eres un ambivertido, qué tipo de ambivertido eres y cómo fomentar tus fortalezas naturales.

Continúa leyendo y mira si te sientes identificado con los ambivertidos.

¿Qué es la ambiversión?

La ambiversión está relacionada con la introversión y la extroversión, los dos tipos diferentes de “temperamentos” que tienen las personas.

Generalmente se habla de ambos rasgos de personalidad como como si fueran excluyentes entre si.

Tienes que ser uno o el otro.

Pero eso no es verdad.

La verdad es que la introversión y la extroversión son un polos opuestos de un espectro, nadie es el 100% introvertido o extrovertido.

Ni siquiera los introvertidos más tranquilos ni los extrovertidos más parlanchines.

Como resultado, muchas personas caen en algún lugar en medio de ese espectro. Si ese eres tú:

  • Probablemente sientes que tú no encajas realmente dentro de ninguna etiqueta.
  • También podrías sentir como que ambas etiquetas resuenan en diferentes momentos.
  • Si alguien te pregunta si prefieres estar rodeadas de personas o tener tiempo a solas, tu respuesta es un simple  “depende”.

La ambiversión es un término relativamente reciente, pero un creciente número de personas se identifican con este término.

Es difícil decir cuántas personas son ambivertidos.

El psicólogo Carl Jung no usó el término exacto “ambivertido”, pero él creía que la mayoría de las personas no son ni tan introvertidas ni tan extrovertidas.

Algunos expertos recientes hacen proclamaciones similares y sugieren que dos tercios de todas las personas son ambivertidos.

Sin embargo, estos números pueden resultar engañosos.

La verdad es que, inclusive cerca del medio del espectro,  la mayoría de las personas se inclinan para un lado o para el otro. 

Saber para qué lado te inclinas es importante para entender de dónde sacas tu energía, inclusive si eres un introvertido o extrovertido suave.

Los verdaderos ambivertidos podrían ser relativamente raros.

Algunas estadísticas los sitúan entre el 20% de la población o menos.

11 signos de que tú eres un ambivertido

Entonces, ¿cómo saber si  eres un verdadero ambivertido?

Lo más probable es que ya tengas una buena idea.

Mientras que cada ambivertido es único, hay algunas experiencias comunes que muchos de ellos comparten.

Si te sientes identificado con alguno de estos signos, probablemente seas un ambivertido.

No tienes miedo de ser el foco de atención, pero depende del contexto.

En muchas situaciones, te sientes feliz simplemente observando tranquilamente y sin participar activamente.

Disfrutas estando entre multitud de gente, fiestas o eventos durante horas.

Y de repente tu energía desaparece. Cuando esto sucede, solo quieres salir de ese lugar.

Prefieres conversaciones significativas.

Como los extrovertidos, disfrutas de las conversaciones, pero, como introvertido, odias las charlas triviales. ( puedes hacerlo, solo te resulta un poco falso hacerlo.)

Hay límites en tu zona de confort social.

Generalmente te sientes cómodo socializando, pero te resulta difícil imponerte a ti mismo.

En algunas situaciones eres muy reservado

Muestras una cara muy diferente a tus compañeros de trabajo y conocidos casuales respecto a la que muestras a tus amigos más cercanos. Si no conoces bien a alguien, tiendes a ser mucho más reservado.

Te gusta tener apoyo.

La verdad es que disfrutas conociendogente nueva, pero prefieres tener a tus amigos cerca cuando lo haces. Es improbable que corras a presentarte a tú mismo a un completo desconocido, al menos por tu cuenta.

Sientes que no encajas completamente en ninguna de las etiquetas (pero tienes un poco de ambas)

Cuando haces un cuestionario de introvertido/extrovertido, obtienes diferentes resultados dependiendo de cómo te sientes.

Las descripciones de ambos tipos de temperamentos suenan en ti de la misma manera.

Y si le preguntas a tus amigos si ellos piensan que eres un introvertido o extrovertidos, ellos te dan respuestas confusas o que se contradicen.

Sueles dudar.

Te entusiasma ir a eventos sociales, pero a veces te quedas observando a todos a tu alrededor y sin hacer nada.

Te tomas tiempo a solas en pequeñas dosis.

Entiendes que lo necesitas y lo disfrutas, pero una noche para ti mismo por lo general es suficiente .

Un fin de semana entero a solas te dejará ansioso y empezarás a preguntarte qué es lo que te estás perdiendo.

Generalmente piensas antes de hablar

No tienes problemas en expresar tus pensamientos, como les pasa a muchos introvertidos.

Sin embargo, esperas qué es lo que dicen los otros antes de hablar.

Tiendes a “equilibrar” las personas de tu entorno

Si alguien habla mucho, normalmemte estás tranquilo y escuchas. Si los demás son tranquilos, tú hablas más.

Los ambivertidos tienen fortalezas naturales

Los ambivertidos, como cualquier otro temperamento, tienen sus propias fortalezas y estas son difíciles de igualar en otras personas.

Uno de los rasgos distintivos de los ambivertidos es la adaptabilidad y eso se ve reflejado en las diferentes maneras en que los ambivertidos interactúan con el mundo.

Si eres un ambivertido seguramente podrás reconocer mucho de estos signos:

  • Los ambivertidos saben hablar y escuchar bien. Los ambivertidos tienden a sentirse cómodos hablando, pero son también felices al dejar a otras personas hablar. Eso hace que las otras personas se sientan cómodas a su lado, y eso lleva a tener conversaciones profundas que ambos disfrutan.
  • Construyen confianza. Saber conversar y escuchar es una de las mejores maneras de construir confianza. Al mismo tiempo, nos sentimos más cómodos alrededor de las personas que parecen amigables, graciosas y sociables. Ya que los ambivertidos pueden hacer ambas cosas, las personas se sienten cómodas al estar cerca de los ambivertidos y tienden a agradarles y confiar en ellos.
  • Se llevan bien con todo el mundo.  Muchas veces, a los introvertidos extremos y los extrovertidos extremos les cuesta mucho seguir la corriente; los introvertidos suelen sentirse arrollados y cansados mientras que los extrovertidos pueden sentirse aburridos y aplazados. Los ambivertidos no suelen tener este problema. Ellos pueden sentirse cómodos con alguien que es más tranquilo, o con alguien que es parlanchín.
  • Pueden manejar los extremos A diferencia de los otros temperamentos, los ambivertidos darán lo mejor de sí en cualquier tipo de evento social – o en soledad. Mientras que los introvertidos extremos y los extrovertidos extremos realmente sufren fuera de su zona de confort, los ambivertidos pueden tolerar un nivel alto o bajo de estimulación, y no perder sus energía tan rápido.
  • Los ambivertidos realmente empatizan con las personas.  Dadas las fortalezas mencionadas arriba, no es sorprendente que los ambivertidos sean capaces de construir una fuerte relación y empatía con otras personas. Son muy buenos para escuchar, pero no temen hablar y su capacidad para construir confianza ayuda a las personas a abrirse con ellos.

Los mejores trabajos para los ambivertidos

Como los ambivertidos son tan adaptables, pueden desarrollar su carrera en multitud de trabajos.

Sin embargo, hay algunos puestos  donde los ambivertidos realmente brillan e incluso superan a otros.

Estos son algunos de los campos donde los ambivertidos encajan mejor:

  • Puestos en ventas. Hay mucha información que demuestra que los ambivertidos superan tanto a los introvertidos como a los extrovertidos en cuanto a las ventas. La razón es simple: no hablan demasiado y no parecen insistentes (que es lo que hace el típico vendedor extrovertido), pero a su vez no hablan poco y por eso no pierden la venta. Además los ambivertidos son versátiles. Pueden brillar tanto en las ventas al consumidor y en mercados B2B fuertes donde los introvertidos suelen dominar.
  • Equipos creativos Muchas de las ocupaciones creativas son, por su naturaleza, de tipo solitario. Es simplemente imposible hacer trabajos de creatividad profundos sin un cierto nivel de soledad. Sin embargo, los creativos suelen formar parte de equipos en compañías de publicidad, firmas de desarrolladores web en corporaciones grandes . Estas personas creativas tienen que balancear la necesidad de colaboración (que muchas veces puede atraer ideas) con la necesidad de enfocarse en momentos de tranquilidad. Los ambivertidos con inclinación en la creatividad pueden hacer ambas cosas y trabajan bien en un ambiente de equipo.
  • Mediación o negociación.  Casi nadie es mejor que los ambivertidos para negociar compromisos difíciles. Por esta razón  son muy buenos en las ventas. Los ambivertidos se desarrollan bien en roles en donde necesiten escuchar cuidadosamente ambos lados pero además pueden guiar y moldear la conversación. Sin embargo, la mediación en el área legal puede ser más desafiante. Los abogados generalmente pasan la mayor parte de su tiempo leyendo e investigando, y la profesión legal está dominada por los introvertidos. Esto no quiere decir que los ambivertidos no puedan ser exitosos, pero pueden encontrarse necesitando un rol más social.
  • Administración.  De muchas maneras, los ambivertidos son los mejores gerentes o supervisores, especialmente de grandes grupos. Los ambivertidos se tomarán el tiempo de escuchar diferentes puntos de vista, y frecuentemente podrán dirigir reuniones dejando hablar a los demás primero. Esto construye lealtad y confianza, y le permite a los ambivertidos tomar decisiones inteligentes y consideradas. Al mismo tiempo, el ambivertido es capaz de hablar y tomar la iniciativa siempre que sea necesario. Es una mezcla poderosa.
  • Psicólogos y terapeutas. En muchos estudios se sugiere que los trabajos de psicología y terapeutas son buenas opciones para los ambivertidos y lo cierto es que existen muchos ambivertidos trabajando en estas disciplinas. Pero los ambivertidos deberán ser variados: las sesiones de psicoterapia actuales requieren escuchar mucho y conversaciones uno a uno, con muy poca salida social. Los ambivertidos podrán sobresalir en sesiones privadas, pero querrán añadir sesiones grupales siempre que sea posible para obtener un elemento social más fuerte en sus trabajos.

Otras posibles definiciones de ambiversión

A pesar de que la definición más común de un ambivertido es alguien que se ubica en el medio de un espectro de introversión/extroversión, no todo el mundo está de acuerdo.

De hecho, hay otras dos explicaciones que pueden funcionar para  algunos  ambivertidos y pueden ayudar a esos ambivertidos a brillar y ser más felices. Veámoslas:

La ambiversión es un término equivocado

Empecemos por aclarar las cosas: tú existes.

Personas como tu existen.

Y hay un montón de personas quienes simulan que socializan, pero también se cansan si lo hacen durante mucho tiempo.

Entonces, ¿en qué te convierte esto? Bueno… Puede significar que simplemente eres un introvertido muy normal

El problema es que muchas personas no entienden que significa ser un introvertido.

Se creen que es lo mismo que ser tímido o no gustarte reuniones sociales, pero eso no es realmente cierto.

Mientras que algunos introvertidos luchan en contra de su timidez, muchos otros no.

Y hay millones de verdaderos introvertidos convencidos que honestamente disfrutan del hecho de socializar.

Simplemente que se agotan después de un rato.

Esto se acerca bastante a la definición de la ambiversión, ¿no?

En otras palabras, si tiendes a necesitar un tiempo a solas después de estar rodeado de personas, pero además amas salir a fiestas y eventos, puedes que simplemente seas un introvertido. ¡Y no pasa nada!

Los ambivertidos son en realidad extrovertidos PAS

Algunas personas tienen otros rasgos de personalidad que no están relacionados con la introversión o la extroversión.

Son las llamadas Personas altamente sensibles (PAS),

Ser una persona altamente sensible (PAS) no necesariamente quiere decir que tu eres súper emocionalmente sensible (a pesar de que algunos PAS sí lo son).

Al contrario, significa que tu sistema nervioso procesa cosas de manera más profunda que la mayoría de las personas.

Eso trae aparejado una variedad de ventajas:

  • Los PAS tienden a notar cosas que otros pasan por alto.
  • Hacen conexiones que otros no ven.
  • Tiene una gran habilidad para notar señales emocionales sutiles.
  • Muchos de los PAS son altamente creativos.

Pero hay otros rasgos de los PAS que realmente se destacan: se sobre estimulan con facilidad.

Cualquier ambiente altamente estimulante los agota, tanto si son luces brillantes, o ruidos fuertes, o grandes multitudes de personas.

Demasiado tiempo socializando puede dejar a los PAS totalmente agotados.  Inclusive si ellos son extrovertidos.  

Alrededor del 30% de los PAS son extrovertidos por naturaleza, pero muchas veces son etiquetados erróneamente como introvertidos.

Entonces, si por lo general te sientes extrovertido pero a su vez, te cansas saliendo demasiado tiempo, puede que no seas un ambivertido.

Puedes ser un extrovertido altamente sensible.

¿Por qué todas estas explicaciones importan?

Depende.

Si no te sientes identificado con ninguna de estas explicaciones, ni siquiera un poco, sería prudente decir que realmente te encuentras en el medio del espectro. Pero incluso si estas teorías pueden sonar muy diferentes superficialmente, ambos obtienen algo muy importante: Entender que nuestras personalidades son una de las mejores maneras de crecer.  

Por ejemplo:

  • Si crees que eres un ambivertido pero eres en realidad un poco más introvertido, hay mucho poder en darte cuenta de eso. Es cuando un introvertido acepta su necesidad de estar solo que realmente se encuentra a sí mismos. Te sentirás feliz como persona y serás más creativo, productivo y exitoso.
  • Si eres un extrovertido altamente sensitivo,  realmente puedes obtener todo el tiempo social que quieras mientras  hagas las configuraciones adecuadas. Muchos PAS se comportan bien en grupos siempre y cuando ellos puedan controlar su entorno un poco, al elegir un lugar tranquilo para encontrarse o al sentarse con su espalda contra la pared. También puedes encontrar que  nunca te sobreestimulas demasiado siempre y cuando te mantengas en grupos de 2 a 4 amigos.

Entender tu personalidad es una herramienta poderosa.

Cuanto más te comprendas a ti mismo y a tus necesidades, más brillarás como persona, sin importar si eres un introvertido, extrovertido o ambivertido.

 

Imagen via Shutterstock

Share This